La nueva comunidad religiosa que se ha dado a conocer en la tarde-noche de ayer sábado, y que seguirá animando la misión y el carisma de Don Bosco en la ciudad de Las Palmas, estará formada por tres salesianos que continúan y dos que se incorporan.

José Carmelo Pulido Morales seguirá al frente de la Dirección, mientras que Leopoldo García Vázquez y Francisco Fuentes Segura continuarán prestando su servicio ministerial en el colegio, en la parroquia de Santa Catalina y en el acompañamiento de los grupos de la Familia salesiana.

Además, la comunidad salesiana se enriquece con la incorporación de dos hermanos, ambos sacerdotes.

Damián Moragues Ordínez, procedente de Roma-Genzano, es un hombre vitalista, optimista y alegre, sin duda ayudará a seguir haciendo realidad el proyecto educativo-pastoral de esta casa salesiana. Su consolidada experiencia durante años al frente de la pastoral juvenil es un valor seguro, que compartirá con todos nosotros junto a su pasión por la música.

Josep Lluis Burguera Pérez, natural de Valencia, procede del mundo de la comunicación social. De hecho, durante los últimos años ha prestado el servicio de delegado inspectorial de este sector, tanto en la actual inspectoría de Sevilla como anteriormente en la de Valencia.

A ambos les deseamos una feliz estancia en Las Palmas, y un fructífero ministerio sacerdotal en medio de los jóvenes y de las clases populares.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies