Uno de los axiomas de la identidad salesiana es hacer de los muchachos «buenos cristianos y honrados ciudadanos». La segunda parte incluye, entre otros aspectos, la formación en los valores democráticos.

Tal finalidad ha tenido una de las actividades que el departamento de Ciencias Sociales ha desarrollado con los alumnos de 4.º ESO durante las últimas semanas. Aprovechando la coyuntura de la celebración de las elecciones generales el pasado 28 de abril, y próximamente las locales y autonómicas, los estudiantes del último curso de la enseñanza obligatoria, distribuidos en diversos roles –Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Junta Electoral, medios de comunicación y partidos políticos de distinto signo– han estado trabajando durante varias semanas según las diferentes funciones que les correspondían: la policía realizando los carnés de identidad y velando por la legalidad y orden del proceso, la Junta Electoral elaborando el calendario, normas, censo, papeletas, etcétera; los periodistas redactando artículos de opinión y preparando el debate electoral, los partidos políticos haciendo campaña mediante carteles o mensajes en las redes sociales… Tal ha sido el peso que las redes han tenido en esta experiencia, que incluso políticos «de verdad» han seguido a los candidatos de este particular proceso electoral escolar.

Llegado el momento, los candidatos también se han «echado a la carretera» y, voto a voto, se han empeñado a fondo en trasladar su mensaje lo mejor posible para captar simpatía de sus compañeros convocados a urnas, cosa que se hizo realidad en las elecciones celebradas durante los días 2 y 3 de mayo. Tan real que incluso algún alumno no pudo votar por no acudir con el carné de identidad, o la de algún otro que, sabiendo que iba a faltar ese día, lo previó con antelación y llegó a ejercer su derecho a voto por correo.

«Hay que destacar la preparación y celebración del debate, que resultó especialmente interesante, tanto por las preguntas planteadas por los moderadores como por la preparación de los candidatos, mostrando algunos de ellos auténticas dotes como oradores y, quién sabe, futuros políticos. Labia tenían…», reconoce con una sonrisa Ángeles de la Torre, coordinadora de la iniciativa junto con Ignacio González.

El proyecto, que se ha planteado como parte del estudio de la España contemporánea, inmerso en los procesos de elecciones que el país vive en estos meses, ha pretendido lograr que los alumnos tomen contacto con la realidad, se informen sobre los diversos programas electorales, así como de las garantías democráticas y del complejo procedimiento que conlleva la realización de unas elecciones en toda regla.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies