Aún se ven algunas fotos de la última cabalgata de Las Palmas en las redes sociales, de esas que han tenido la suerte de pasar al perfil del usuario y no esfumarse de manera tan efímera como obligan las veinticuatro horas de las Stories de Instagram. Aún la cabeza de algunos sigue pensando en clave carnavalera, y cabila cómo y con quién acercarse a las fiestas de Telde o de Agüimes o de Maspalomas en los próximos fines de semana… Y sin embargo, acabamos de cumplir la primera semana de un tiempo marcado en violeta en los calendarios católicos.

En efecto, hace siete días inaugurábamos la Cuaresma, con todos los cristianos. La imposición de la ceniza sobre nuestras cabezas era el signo que marcaba la salida de este camino de cuarenta días que nos conducirá a la celebración de la pasión, muerte y resurrección del Señor. En las dos parroquias –María Auxiliadora y Santa Catalina– eran muchos los feligreses que se acercaban a significar este inicio el miércoles de Ceniza. Las exigencias del calendario escolar obligaban, sin embargo, a retrasar un día la imposición de la ceniza a los alumnos del colegio salesiano. Desde 5.º Ed. Primaria hasta 2.º Bachillerato, los alumnos quedaron marcados por el signo de la cruz y pudieron comprender en las muchas celebraciones que se sucedieron el jueves 7 de marzo que «la Cuaresma es una oportunidad para recuperar lo mejor de nuestra vida cristiana y no quedar “hechos polvo” como ese papel», según explicaba Miguel Ángel Moreno durante la celebración religiosa, en alusión a un folio que era consumido por el fuego en segundos ante la mirada expectante de los alumnos.

Los alumnos de 3.º y 4.º de Ed. Primaria (correspondientes a los niveles Luz 1 y Luz 2 del Movimiento Juvenil Cristo Vive, respectivamente) están participando del inicio de la Cuaresma con sendas celebraciones propias, según dejó establecido el Equipo de Pastoral ya el año pasado. A los niños que celebrarán a principio de mayo la eucaristía por primera vez, el pasado domingo, primero de Cuaresma, les fue impuesta la pequeña cruz de madera que lucirán sobre su pecho ese día. Por su parte, aquellos que han iniciado su itinerario de iniciación en la fe recibirán de la comunidad cristiana uno de sus grandes tesoros: la palabra de Dios. El próximo domingo, segundo de Cuaresma, harán propia la invitación del evangelio: «Este es mi hijo amado: ¡escúchenlo!».

Amplia oferta también para los adultos

Los adultos de la comunidad educativo-pastoral y de la familia salesiana de Salesianos Las Palmas también cuentan con una abundante oferta de actividades en estas primeras semanas de Cuaresma para profundizar en la vida cristiana. Los próximos jueves del mes de marzo –14, 21 y 28–, unidos al arciprestazgo de Arenales, todos los feligreses de María Auxiliadora y de Santa Catalina están invitados a participar en las charlas cuaresmales que predicará monseñor Francisco Cases Andreu, obispo de nuestra diócesis de Canarias. También tendrán a su disposición la oferta sacramental habitual de ambas parroquias, enriquecida con una práctica devocional característica del tiempo cuaresmal como es el Vía Crucis.

Los profesores del colegio salesiano participaron en la tarde del martes 12 de marzo en la tradicional jornada de convivencia y retiro. En esta ocasión el claustro se desplazó al campus universitario de Tafira, para compartir mesa y mantel en el Centro Diocesano de Pastoral y, acto seguido, conocer el Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias (ISTIC), de la mano de Cristóbal Déniz, su director. El mismo centro teológico tuvo a bien ofrecer a los profesores de Salesianos Las Palmas una reflexión cuaresmal; para ello se contó con la intervención del profesor Luis María Guerra, doctor en Sagrada Escritura, quien se detuvo a proponer algunas pistas para vivir una espiritualidad laical a la luz del pasaje bíblico del buen samaritano.

Los salesianos cooperadores de toda la isla se reunirán este próximo fin de semana para disfrutar de unos días de ejercicios espirituales, descanso, reflexión y oración en Tafira. Y los jóvenes de los grupos Sal Terrae, junto a los animadores y catequistas del Centro Juvenil Confeti celebrarán su retiro de Cuaresma el próximo domingo 31 de marzo, animado por las religiosas nazarenas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies