Desde la mañana del pasado domingo, el salesiano y sacerdote José Luis Burguera está al frente de nuestra parroquia María Auxiliadora en el popular barrio del Barranquillo, de Las Palmas de Gran Canaria.

 

En el curso de una concelebración eucarística, el vicario episcopal Cristóbal Déniz le consignó los Evangelios y las llaves del Sagrario para que fuera un fiel servidor de la Eucaristía y le recordó que se debía a su nueva comunidad parroquial. En el altar estaban también presentes Carmelo Pulido, director de la casa salesiana de Las Palmas y párroco de Santa Catina, y Leopoldo García, vicario de la comunidad salesiana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El nuevo párroco le deseó a la asamblea espíritu de familia y unidad, en consonancia con el lema inspectorial “Somos Uno» y refrendó su disponibilidad para dedicarse con el máximo interés, no solo a la comunidad cristiana de esa barriada, sino a todas las personas que viven en ella. Al mismo tiempo, indicó que la parroquia María Auxiliadora tenía que ser una iglesia de puertas abiertas, en consonancia con las enseñanzas del papa Francisco.

 

José Luis Burguera, nuevo miembro de la comunidad salesiana de Las Palmas, es valenciano, tiene 67 años y ha sido en estos últimos seis años el Delegado de Comunicación de la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies