El último día laborable del mes de junio ha traído para los educadores del colegio salesiano Sagrado Corazón de Jesús, de Las Palmas de Gran Canaria, una de esas coincidencias que siempre resultan agradables: despedir el curso celebrando la fiesta del titular del centro.

En efecto, hoy, solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, ha sido día de claustro final, de últimas reuniones, de firma de actas, de informaciones varias… y de celebrar como educadores cristianos la eucaristía, centro y culmen de la vida cristiana. Presidida por Miguel Ángel Moreno Nuño, que se ha despedido así de su servicio al frente de la coordinación local de Pastoral Juvenil, esta eucaristía final ha tenido como referente la figura de Don Bosco, a quien Dios le dio «un corazón tan grande como las arenas de las playas marinas», y a quien se le ha recordado haciendo memoria de su vida entera en el día de la consagración de la basílica del Sagrado Corazón en Roma.

«Imitemos su predilección por los últimos, imitemos su solicitud en anunciar a aquellos huérfanos de padre que Dios es un Padre que los ama con inmensa ternura; imitemos su deseo de reproducir en su vida el modelo del Buen Pastor que sale en busca de la oveja perdida, imitemos su dulzura y amabilidad a ejemplo del santo Francisco de Sales, imitemos su entrega absoluta hasta quedar desgastado por el uso como una sotana o un trapo viejo. Imitemos a Don Bosco porque, como nos dejó en testamento un Rector Mayor, él fue el mejor imitador de Cristo», ha invitado a los presentes al término de su homilía.

Una devoción siempre presente en Salesianos Las Palmas

La referencia al Sagrado Corazón es una constante en la casa salesiana de Las Palmas. Desde que fuera fundado por las religiosas del mismo nombre a finales del siglo XIX, el colegio siempre ha sentido una atracción especial por esta advocación del Señor. Ya estuviera coronando la fachada, ya en el patio central, la imagen del Sagrado Corazón «preside los Buenos Días cada mañana, la eucaristía en los grandes momentos del año en que se reúne toda la comunidad educativo-pastoral, y todas las fotos institucionales gusta hacerlas a sus pies. Para los chicos de Salesianos-Las Palmas, el Sagrado Corazón es algo más que una simple estatua. ¡Es el centro de la casa y de la vida!», se podía leer en el número de abril de 2017 del Boletín Salesiano.

No echamos aún el cierre

Tras las tareas administrativas del día de hoy, los profesores aún permanecerán unos días más en el colegio, participando en unas jornadas de formación que se prolongarán los días 1 y 2 de julio. Al Equipo Directivo, por su parte, aún le quedan algunos días de trabajo más, del mismo modo que al personal de Administración y Servicios, que se empeña en estos meses de verano en tareas difícilmente realizables durante el curso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies