Procedentes de los fondos de la Unión Europea, Cáritas de las parroquias salesianas Santa Catalina de Alejandría y María Auxiliadora han recibido 1200 kilos de alimentos no perecederos para distribuir entre familias y personas necesitadas de la zona.

Para este activo grupo de Cáritas no hay vacaciones demasiadas vacaciones: este pasado martes y miércoles han repartido bolsas de alimentos entre personas necesitadas, lo mismo han hecho durante los meses de julio y agosto.

Cáritas interparroquial atiende a 80 familias de las dos parroquias y a una quincena de transeúntes. El equipo de Cáritas está compuesto por 18 personas, todas voluntarias.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies