«¡Son chicos normales!» «¡Si tienen su puntito y todo!» «¡Qué simpáticos: vaya sentido del humor que tienen!». Expresiones como estas –y otras semejantes– se escuchaban el pasado martes 26 de febrero, de los labios de los alumnos de 6.º Educación Primaria, al término de la actividad programada simultáneamente por las tres tutorías con el concurso necesario de la asociación Down Las Palmas. Gracias a la mediación de una alumna en prácticas de la Facultad de Ciencias de la Educación, siete jóvenes de la asociación, dos monitores y dos voluntarios compartieron unas horas con los alumnos del colegio, ayudándoles a comprender en la práctica la importancia de respetar y valorar a todas las personas.

 

Ante todo, para conocerse, unos y otros –los chicos de Down Las Palmas y los alumnos de Salesianos– se presentaron mediante una sencilla técnica grupal, que dio paso a trabajar en grupos reducidos una tarea en común: preparar una breve escena teatral que al final de la mañana sería representada por ellos mismos ante el resto de compañeros. «Se divirtieron mucho tanto en la preparación como en la puesta en escena –comenta M.ª Jesús Perdomo, profesora del centro–. Sin duda se convirtió en una experiencia enriquecedora para los chicos».

Tras las representaciones, se proyectó el corto titulado Amor sin condiciones. «Creo que el vídeo puso la guinda a toda la mañana… Porque al fin y al cabo, más allá de tener un cromosoma más o un cromosoma menos, todos estamos hechos de la misma esencia: el amor. Sin duda, si está en nuestras manos, repetiremos la experiencia», concluye María Jesús.

 

El valor de la superación

Los chicos con síndrome de Down no lo tienen fácil para lograr la integración y la normalización de su situación en el día a día. Como tampoco lo ha tenido fácil nuestro antiguo alumno Alejandro Rojas Cabrera, que nos visitó el pasado 20 de febrero para compartir su experiencia con los alumnos de 4.º ESO.

Alejandro es graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, aunque actualmente está centrado en su carrera como nadador. Su último éxito ha sido la medalla de plata en 50 metros mariposa, categoría S6, conseguida en el campeonato de Europa de natación paralímpica, celebrado en Dublín el pasado mes de agosto. En sus ratos libres ejerce como entrenador de natación de niños, además de ser el vicepresidente del club de natación Agucán. Por si fuera poco, prosigue su preparación para participar con la selección nacional paralímpica en las próximas olimpiadas, que se celebrarán en Japón en el año 2020.

El encuentro con Alejandro despertó mucho interés entre los alumnos, que siguieron con suma atención las explicaciones del deportista sobre su experiencia personal: toda una lucha constante por ir superando sus limitaciones físicas de nacimiento desde su época de alumno en nuestro propio colegio, pasando después por los años de la carrera universitaria, hasta conseguir entrar en el equipo español paralímpico de natación, con el que está alcanzando grandes éxitos a nivel internacional.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies