Cada viernes más de trescientos niños, adolescentes y jóvenes de nuestra casa salesiana invaden aulas y patios para encontrarse en las reuniones, grupos y actividades del Movimiento Juvenil Cristo Vive. Este movimiento juvenil es el nombre que damos en el sur de España al Itinerario de Educación en la Fe (IEF): una oferta formativa y evangelizadora cualificada que presenta la Congregación salesiana a todos los niños, adolescentes y jóvenes que desean ir haciendo un camino de crecimiento como personas íntegras y como cristianos maduros.

Itinerario, camino… Dos palabras que no han aparecido azarosamente en la redacción, sino que han sido elegidas cuidadosamente. En efecto, el IEF es un largo proceso que comienza ya en casa, con la catequesis familiar que desarrollan los padres durante el primer año, equivalente a 2.º Ed. Primaria. A partir de ahí, los niños y adolescentes irán creciendo, acompañados de sus catequistas, preanimadores y animadores hasta llegar a ser adultos en la fe.

Este itinerario integra formación, reflexión, momentos para compartir, y celebración de la fe. En este último capítulo –celebración– cobran sentido los últimos acontecimientos que han vivido los más pequeños de la casa salesiana: la entrega de la Palabra y la entrega de la cruz.

El pasado domingo 18 de febrero los niños de Luz 1 (3.º Ed. Primaria) celebraron el inicio de la Cuaresma. La entrega de la Palabra fue el rito elegido para expresar en el seno de la asamblea cristiana este momento. Todos los niños fueron llamados por sus catequistas, y uno a uno iba mostrando su respeto y cariño a la Palabra de Dios dando un beso al libro de la Biblia que su catequista le ofrecía.

Este próximo domingo –25 de febrero– serán los niños de Luz 2, que se preparan ya de manera inminente a celebrar por primera vez la eucaristía, los que reciban uno de los dones que la comunidad cristiana les ofrece: el signo de la cruz. ¡El signo que identifica a los cristianos, y por el que tantos y tantos han dado la vida a lo largo de los siglos!

Hace unos meses, los cristianos adultos hicieron entrega a estos mismos niños del Padrenuestro y del Símbolo de la Fe (el Credo). Ambas «entregas» tuvieron lugar en otro de los tiempos fuertes del año litúrgico: el Adviento, que nos conduce cada año a la celebración de la Navidad.

Con estas cuatro «entregas» litúrgicas se ha enriquecido durante este curso la dimensión celebrativa del Itinerario de Educación en la Fe en la casa salesiana de Las Palmas.

Estas celebraciones extraordinarias se enmarcan, en fin, en el ritmo celebrativo semanal que vamos desarrollando en Salesianos Las Palmas. Cada domingo nos reunimos en la parroquia de Santa Catalina los educadores en la fe (catequistas, preanimadores y animadores), los padres y los niños, adolescentes y jóvenes para escuchar la Palabra de Dios y compartir el Pan, en la eucaristía de 12:00. Sin duda, se trata de un momento de encuentro con Dios y con la comunidad cristiana que merece la pena conocer y compartir. Cuando quieras, tienes las puertas abiertas: ¡estás invitado!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies