Hoy ha dado comienzo en la casa salesiana de Barcelona-Martí Codolar la segunda parte del Capítulo Inspectorial de los salesianos de Don Bosco, que se prolongará hasta el sábado 27 de abril.

Tras celebrar la primera sesión en los últimos días del mes de diciembre, que fijó sus esfuerzos principalmente en las aportaciones al próximo Capítulo General de la Congregación salesiana, esta segunda parte se centrará sobre diferentes temáticas: identidad de la inspectoría, distribución de las comunidades, y acompañamiento de obras animadas por seglares, entre otras.

El superior de la inspectoría salesiana María Auxiliadora, Ángel Asurmendi, ha explicado que «el Capítulo es una experiencia importante y significativa, no solo para los que estamos aquí, sino también para toda la Inspectoría y la Congregación. Un Capítulo Inspectorial puede desatar los sueños carismáticos y llevarlos muy lejos».

Gran parte de los salesianos y de los invitados laicos llegaron ayer a Barcelona desde diversos puntos de la geografía inspectorial. Así lo hicieron en representación de la comunidad salesiana de Las Palmas José Carmelo Pulido, como director, y Miguel Ángel M. Nuño, elegido delegado de los hermanos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies